Publicado el: 24 de sep, 2017

Piscina Olimpica de Arica

                  Cuenta la historia que en la década del '60, en pleno auge económico, se pensó en construir un espacio público donde los deportistas de la época desarrollasen distintas disciplinas mucho más asequibles de financiar que en estos tiempos.

El ambicioso proyecto, respaldado por la Junta de Adelanto, fue tan bueno que en marzo de 1972 se inauguró la Piscina Olímpica de Arica, para el Sudamericano de Natación, Saltos Ornamentales y Waterpolo. 

Dato curioso que apunta la historia, sobre todo la de la Asociación de Natación de Arica (ANA), es el que el recinto pretendía emular a la mismísima piscina que albergó a los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936.

"En ese tiempo habían grandes soñadores o visionarios, pero a pesar de que la Junta de Adelanto cooperó en el financiamiento, lo que se pretendía hacer era incluso grande para una ciudad tan chica", cuenta Carlos Cuevas, primer campeón ariqueño en natación y parte de la ANA.

Una de las construcciones emblemáticas de la ciudad, cuenta con una piscina de tamaño olímpico 50 x 21 metros más una fosa de saltos de 5 metros de profundidad con trampolines de hasta 10 metros. En verano la Municipalidad ejecuta programas masivos para enseñar natación a niños, jóvenes y personas de la tercera edad que tienen gran éxito cada año. También existe una sala de aeróbica y otra de musculación abiertas a planes municipales gratuítos